domingo, 17 de febrero de 2019

Él Té Negro Reduce El Colesterol


En un trabajo publicado en el Journal of Nutrition, en su número del mes de octubre del 2003, investigadores del Departamento de Agricultura de los EE.UU. y de la George Washington University, Washington D.C., concluyen que la inclusión del té negro en una dieta moderadamente baja en grasas, reduce el colesterol total y el colesterol LDL de manera significativa y puede, en consecuencia, reducir el riesgo de padecer la enfermedad coronaria. Este trabajo fue presentado en parte en el Tercer Simposio Internacional sobre el Té y la Salud humana celebrado en septiembre del 2002, organizado por el Departamento de Agricultura de los EE.UU.

Efectos del té negro sobre los lípidos sanguíneos


El propósito de este estudio ha sido examinar los efectos del té negro sobre los lípidos sanguíneos en individuos con moderada hipercolesterolemia que seguían una dieta baja en grasas. Los individuos seleccionados para el estudio tenían 35 años o más, colesterol total moderadamente elevado, entre el 90%-140% de su peso corporal ideal y no padecían enfermedades crónicas importantes tales como diabetes, cardiopatías o cáncer.

Los voluntarios reclutados debían participar en un ensayo aleatorizado, controlado con placebo y a doble-ciego, divididos en dos grupos: uno consumiría cinco veces al día té negro y otro grupo consumiría un placebo sin cafeína.

Durante la duración del ensayo todos los participantes consumieron exactamente la misma dieta de aproximadamente 2.760 kilocalorías, compuesta en un 58% de calorías procedentes de hidratos de carbono, 26% de grasas y 16% de proteínas. La relación entre ácidos grasos poliinsaturados, monosaturados y saturados fue relativamente de 1:1:0,8. La dieta aportaba 71 mgr. de colesterol, 13,6 gr. de fibras y 8,5 mgr. de hierro.

Participaron en el ensayo 16 voluntarios (8 hombres y 8 mujeres). En este ensayo (el primer estudio dietético controlado para demostrar que el consumo de té negro puede reducir apreciablemente el colesterol total y el colesterol LDL), el consumo de té negro 5 veces al día resulta en una reducción del colesterol total del 3,8% y del colesterol LDL del 7,5%, cuando se comparan estos datos con los del grupo placebo, siempre que este consumo de té negro se asocie con una dieta moderadamente baja en grasas, ácidos grasos saturados y colesterol.

Según los autores del estudio, un posible mecanismo de los efectos reductores del colesterol puede ser que el té limita la absorción del colesterol en el intestino.

La conclusión del trabajo es que la adición de 5 tomas de té negro al día asociado a una dieta moderadamente baja en grasas, ácidos grasos saturados y colesterol, reduce el colesterol total y el colesterol LDL (colesterol "malo") en voluntarios modernamente hipercolesterolémicos.