domingo, 17 de febrero de 2019

Testosterona y caídas en ancianos



En un artículo publicado en la revista Archives of Internal Medicine del 31 de Octubre de 2006, miembros del Grupo para el estudio de las fracturas osteoporóticas en los hombres, pertenecientes a varias universidades de EEUU, se proponen investigar si los niveles bajos de testosterona en el organismo afectan a la capacidad física y, sobre todo, al riesgo de caídas, por otra parte frecuentes en los hombres ancianos.

Un total de 2.587 hombres, con edades comprendidas entre 65 y 99 años de edad fueron seleccionados aleatoriamente en una población de 5.995 voluntarios. En la línea de partida del estudio se midieron los niveles de testosterona biológicamente disponible en los participantes, los niveles de estradiol (estrógenos), así como la capacidad física.

La incidencia de caídas fue determinada cada 4 meses durante 4 años de seguimiento. Los resultados fueron los siguientes:


  • El 60% de los hombres comunicaron haber sufrido al menos 1 caída; muchos se caían frecuentemente.
  • Los niveles bajos de testosterona biológicamente disponible se asociaron con un incremento en el número de caídas.
  • Los efectos de los niveles bajos de testosterona fueron más aparentes en los hombres con menos años (65-69).
  • Los efectos de los niveles bajos de testosterona no se asociaron con la frecuencia de caídas en los hombres más viejos (mayores de 80 años).
  • Los niveles más bajos de testosterona se asociaron con una reducción de la capacidad física.
  • Sin embargo, la asociación entre niveles bajos de testosterona y riesgo de caídas persiste a pesar de los apropiados ajustes estadísticos con respecto a la capacidad física.


Las conclusiones de los autores son las siguientes:


  • Las caídas son frecuentes en los hombres ancianos.
  • El riesgo de caídas es mayor en los hombres con los niveles más bajos de testosterona biológicamente disponible.
  • El efecto de la testosterona es independiente de la reducida capacidad física de los ancianos, lo que sugiere que dicho efecto sobre el riesgo de caídas puede ser mediado por otras acciones de los andrógenos.


Estos resultados aportan más razones para poner en marcha ensayos clínicos que comprueben el efecto de la administración de suplementos de testosterona en los ancianos.

Él Té Negro Reduce El Colesterol


En un trabajo publicado en el Journal of Nutrition, en su número del mes de octubre del 2003, investigadores del Departamento de Agricultura de los EE.UU. y de la George Washington University, Washington D.C., concluyen que la inclusión del té negro en una dieta moderadamente baja en grasas, reduce el colesterol total y el colesterol LDL de manera significativa y puede, en consecuencia, reducir el riesgo de padecer la enfermedad coronaria. Este trabajo fue presentado en parte en el Tercer Simposio Internacional sobre el Té y la Salud humana celebrado en septiembre del 2002, organizado por el Departamento de Agricultura de los EE.UU.

Efectos del té negro sobre los lípidos sanguíneos


El propósito de este estudio ha sido examinar los efectos del té negro sobre los lípidos sanguíneos en individuos con moderada hipercolesterolemia que seguían una dieta baja en grasas. Los individuos seleccionados para el estudio tenían 35 años o más, colesterol total moderadamente elevado, entre el 90%-140% de su peso corporal ideal y no padecían enfermedades crónicas importantes tales como diabetes, cardiopatías o cáncer.

Los voluntarios reclutados debían participar en un ensayo aleatorizado, controlado con placebo y a doble-ciego, divididos en dos grupos: uno consumiría cinco veces al día té negro y otro grupo consumiría un placebo sin cafeína.

Durante la duración del ensayo todos los participantes consumieron exactamente la misma dieta de aproximadamente 2.760 kilocalorías, compuesta en un 58% de calorías procedentes de hidratos de carbono, 26% de grasas y 16% de proteínas. La relación entre ácidos grasos poliinsaturados, monosaturados y saturados fue relativamente de 1:1:0,8. La dieta aportaba 71 mgr. de colesterol, 13,6 gr. de fibras y 8,5 mgr. de hierro.

Participaron en el ensayo 16 voluntarios (8 hombres y 8 mujeres). En este ensayo (el primer estudio dietético controlado para demostrar que el consumo de té negro puede reducir apreciablemente el colesterol total y el colesterol LDL), el consumo de té negro 5 veces al día resulta en una reducción del colesterol total del 3,8% y del colesterol LDL del 7,5%, cuando se comparan estos datos con los del grupo placebo, siempre que este consumo de té negro se asocie con una dieta moderadamente baja en grasas, ácidos grasos saturados y colesterol.

Según los autores del estudio, un posible mecanismo de los efectos reductores del colesterol puede ser que el té limita la absorción del colesterol en el intestino.

La conclusión del trabajo es que la adición de 5 tomas de té negro al día asociado a una dieta moderadamente baja en grasas, ácidos grasos saturados y colesterol, reduce el colesterol total y el colesterol LDL (colesterol "malo") en voluntarios modernamente hipercolesterolémicos.

sábado, 16 de febrero de 2019

Tips para mejorar tu tonificación corporal


Aquí te dejamos más consejos para que sigas derecho hacia un menor porcentaje de grasa corporal, un músculo con más tono y un cuerpo más definido y marcado.

Las grasas no son veneno

Si bien decimos que tonificar es tener menos grasa eso no quiere decir que tienes que dejar de comerla. Las grasas sanas cumplen un rol fantástico en nuestro cuerpo, te dan energía, favorecen un buen metabolismo y contribuyen a la eliminación de la grasas malas acumuladas. Así que piénsalo otra vez cuando se te ocurra cortar con estas grasas. Las grasas buenas son excelentes para estar con más definición corporal.

Alterna tus fuentes de proteínas

Algo de esto ya lo habíamos anticipado en nuestra cuenta de Twitter (¡en la que por cierto tenemos grandes recomendaciones a lo largo del día, síguenos!) Al comer diferentes fuentes de proteínas, o más bien al rotarlas regularmente esto ayuda a mejorar su absorción, la digestión e incluso el crecimiento de tus músculos. Una buena idea es no consumir tus proteínas de la misma fuente durante el día. El desayuno puede ser con huevos, el almuerzo con pescado, el preentrenamiento con proteína whey en polvo, el post entrenamiento con leche y así. Hay muchas opciones.

No te bebas tus calorías

A esta la decimos cada vez que podemos ya que mucha gente no tiene conciencia de que cualquier cosa que se beba que no sea agua contiene calorías. Cuando se trata de tonificar no te bebas tus calorías. A lo sumo un batido de proteínas antes o después de entrenar. Luego agua.

No dispares tu insulina

Evita las comidas con alto contenido de carbohidratos y olvídate de consumir carbohidratos simples que disparan tus niveles de insulina. En cambio, come carbohidratos complejos de liberación lenta del azúcar en tu torrente sanguíneo.

El cardio es necesario siempre que no sea excesivo

Una rutina de cardio es buena para tonificar ya que atacas las grasas directamente utilizándola como combustible. Sin embargo, mucho cardio se entrometerá con tus ganancias de músculo limitando su crecimiento. Y como ya sabes, tonificar es menos cantidad de grasa, pero al mismo tiempo es una buena cantidad de músculo que se vea.

La comida libre no es tan necesaria

A veces, como cuando uno quiere simplemente adelgazar y está haciendo dieta para un cuerpo saludable y en forma el día libre es hasta necesario. Sin embargo, para tonificar tienes que mantener el foco tanto en tu entrenamiento como en tu nutrición, incluso dándole más importancia a esta última.

Al principio acorde a datos de www.farmaciadelahorro.mx, lo más probable es que no notes cambios notorios y eso te desanime y no creas el papel de la comida en tu tonificación. No te desanimes y mantén el foco en una buena dieta, una que sea tan limpia como puedas. Hacerlo pagará buenos dividendos al mes de mantenerte haciéndola.

Domina tus carbos

En líneas generales, 4 horas antes de entrenar, antes de entrenar y luego de hacerlo son los mejores horarios para consumir tus carbohidratos. Algunas veces también podemos incluir el desayuno, aunque puedes obtener tu energía de frutos secos y semillas o verduras. Lo que sí podemos decirte es que si dominas tus ciclos de carbohidratos y aprendes qué carbohidratos comer y a qué hora, gran parte de tu esfuerzo por tonificar está resguardado. Con ayuda del sitio web del siglo de torreón, prende a hacer ciclos de carbohidratos, aprende cuáles son los que te conviene comer, cuáles no, y este será otro gran punto a tu favor a la hora de eliminar grasa corporal mientras mantienes tu insulina a raya.

Día a día

Cuando uno se embarca en uno de los objetivos que es de los más costosos como lo es la tonificación muscular tiene que comprender que se trata de un esfuerzo sostenido y de largo plazo. La etapa de definición es como la etapa de musculación y te pedirá disciplina, constancia, control y esfuerzo, entrenamiento tras entrenamiento, comida tras comida hasta que tus números comenzarán a mejorar.

Dejar de fumar y controlar el peso, beneficioso para los pulmones


En un artículo publicado en The Lancet en su número del 7 de Mayo de 2005, investigadores de diversos países de la Unión Europea, incluidos en el European Community Respiratory Health Survey (ECRHS), se proponen evaluar el beneficio neto del abandono del hábito de fumar y los efectos, independientes, tanto de dejar de fumar, como del consiguiente aumento de peso, sobre la función ventilatoria pulmonar.

Fueron reclutados para el estudio de farmaciasanpablo.mx, 6.654 participantes en 27 centros hospitalarios europeos, en los que se valoró la función pulmonar entre 1991 y 1993 (cuando tenían edades comprendidas entre 24 y 44 años) y entre 1998 y 2002. La información sobre el hábito de fumar fue obtenida mediante cuestionarios apropiados. Las modificaciones de la función ventilatoria pulmonar fueron analizadas en relación con el cese del hábito de fumar y con el peso corporal, ajustado por edad y altura, separadamente en hombres y mujeres.

Cómo dejar el hábito de fumar para curar los pulmones?


Los resultados fueron los siguientes: En comparación con los participantes que nunca habían fumado, la disminución del FEV1 (volumen espiratorio forzado, definido como "la cantidad de aire espirado, del modo más rápido posible, por el individuo examinado", de modo que mientras mayor es el valor del FEV1 más sano es el pulmón) fue más baja en los seguros de gastos médicos del siglo de torreón y en los que abandonaron el hábito de fumar entre las dos encuestas realizadas en la Unión Europea (ECRHS I y ECRHS II), mientras que el mayor declive del FEV1 se encontró entre los fumadores. Las diferencias entre los dos sexos no fueron significativas.

El aumento del peso corporal fue mayor en los que recientemente habían dejado de fumar y menor entre los que abandonaron el tabaco, pero volvieron a fumar de nuevo. Los investigadores han podido comprobar que un hombre que deja de fumar, pero gana 1 kilogramo de peso por año, no consigue una mejoría neta de la función pulmonar, ya que ambos factores (dejar de fumar y ganancia de peso) se neutralizan.

En la mujer la neutralización del efecto beneficioso de dejar de fumar no se produce hasta que la ganancia de peso por año es de 2,43 kilogramos. Estos datos sugieren que la ganancia de peso, tras abandonar el hábito de fumar, reduce los efectos beneficios de dejar de fumar sobre la función pulmonar.

En consecuencia, para mantener los efectos beneficiosos sobre la función ventilatoria pulmonar del abandono del hábito de fumar, éste abandono debe asociarse a un programa que controle esta ganancia de peso.