miércoles, 10 de julio de 2019

9 Beneficios para la salud de té de menta


El té de menta es una infusión de hierbas hecha de hojas de menta y se ha utilizado en muchas aplicaciones medicinales. Se disfruta en todo el mundo, no solo por su sabor refrescante sino también por sus usos terapéuticos. El sabor a mentol de este té es muy atractivo para muchas personas, por lo que es una de las variedades de té más populares del mundo.

El té de menta es una manera deliciosa, calmante y refrescante de mejorar su salud general de varias maneras, ya que tiene la capacidad de tratar los dolores de cabeza, los senos inflamados y los problemas estomacales. Ayuda a mejorar la digestión y reducir el dolor y la inflamación. También relaja el cuerpo y la mente, cura el mal aliento, ayuda a perder peso y refuerza el sistema inmunológico.

El nombre científico de la menta es Mentha piperita, y en realidad es un cruce entre la menta de agua y la menta verde. Es originario de Europa y se usa en pastas para el aliento, dulces, chocolates, jarabes, medicamentos y como aceite esencial para la aromaterapia.

Su impacto en el sistema digestivo es considerable, y el elemento base del mentol en este té es quizás la parte más valiosa de su estructura orgánica. Un artículo publicado en el European Journal of Gastroenterology & Hepatology dice que el aceite esencial de menta es una forma popular de tratamiento medicinal, particularmente para el síndrome del intestino irritable (IBS).

Otro estudio sugiere que el uso de aceite de menta también ayuda a aliviar los síntomas abdominales entre los pacientes que sufren de SII.

¿Cómo hacer té de menta?

Es fácil hacer té de menta en casa, todo lo que necesita es unas cuantas hojas de menta (frescas o secas) y agua.

  • Paso 1: agregue agua a una sartén y deje hervir suavemente.
  • Paso 2: apague el fuego y agregue hojas de menta al agua. Deje reposar las hojas durante 5-10 minutos.
  • Paso 3: vuelva a calentar la sartén y deje hervir la mezcla.
  • Paso 4: colarlo en una taza y disfrutar!


Nota: También puede agregar azúcar o miel a su té según el gusto.

Beneficios del té de menta

Se sabe que el té de menta es calmante, pero ¿qué otra cosa tiene este té ampliamente disponible para nuestro cuerpo en términos de beneficios? Vamos a explorar algunas de las aplicaciones medicinales del té de menta a continuación.

Alivia los dolores de cabeza

El té de menta ayuda a aliviar los dolores de cabeza, las migrañas y otros síntomas relacionados con el estrés. Al elevar los vasos sanguíneos contraídos en el cerebro, el té de menta promueve la relajación y reduce la severidad de los dolores de cabeza. También es eficaz contra los dolores de cabeza causados por una mala alimentación. No solo el té de las hojas de menta, sino también el aroma del aceite de menta ayuda a aliviar el dolor de cabeza.

Reduce el estrés mental

Tanto la menta como su aceite se han utilizado como agentes antiespasmódicos en la medicina tradicional.

La naturaleza natural sedante o antiespasmódica del mentol lo ayuda a obtener alivio instantáneo del estrés mental. El té de menta sin cafeína puede reducir la presión arterial y la temperatura corporal, lo que permite relajarse y dejar que el estrés se disuelva.

Esto es parte de la razón por la cual el aceite de menta para la aromaterapia es tan popular, y los efectos del té de menta son similares en la naturaleza.

Alivia los síntomas de resfriado

Como antiespasmódico, puede aliviar la sensación de irritación que te hace querer toser. Al relajar los músculos de la garganta y el pecho, puede eliminar los síntomas del resfriado y la gripe.

Pérdida de peso

La menta es una de las hierbas digestivas que se usa para preparar formulaciones para perder peso. El aroma del té de menta puede ayudarlo a controlar el apetito, por lo que puedes reducir el exceso de comida y, posteriormente, prevenir la obesidad. También es una buena manera de reducir las calorías.

Promueve el sueño

Los estudios de investigación sugieren que el té de menta se utiliza para mejorar el sueño. No contiene cafeína, por lo que a las personas que sufren de patrones de sueño sensibles les gusta tomar este relajante té antes de acostarse. Una taza de té de menta antes de acostarse también puede ayudar con el insomnio. Promueve el sueño sano y también actúa como un relajante muscular.

Trata el malestar estomacal

El té de menta se ha utilizado comúnmente para tratar una variedad de enfermedades digestivas y estomacales, como el SII o el síndrome del intestino irritable, la indigestión y el estreñimiento.
El té de menta puede ayudar a reducir la inflamación del estómago asociada al dolor de los calambres, la hinchazón y la indigestión. Este té también estimula el flujo de bilis para aumentar la velocidad y la eficiencia de la digestión y promover los movimientos intestinales saludables.
Además, la menta es un alimento muy importante que puede reducir la inflamación en el estómago.

Aumenta la inmunidad

Las dietas ricas en antioxidantes naturales ayudan a controlar los radicales libres y mejorar las respuestas inmunitarias. Además, el mentol presente en la menta tiene propiedades antimicrobianas y puede ayudar a inhibir el patógeno. El aceite de menta es rico en propiedades antibacterianas y puede inhibir el crecimiento de bacterias.

Combate el mal aliento

El fuerte sabor a mentol y la calidad antibacteriana de las hojas de té de menta orgánica pueden ayudar a mejorar la respiración. ¡El elemento antibacteriano mata los gérmenes que pueden llevar a la halitosis, mientras que el mentol en el té supera el mal olor y deja tu aliento fresco y limpio!

Reduce la fiebre

El té de menta también es eficaz para reducir la fiebre. El té puro de menta contiene mentol que refresca el cuerpo internamente y beber té caliente puede causar sudoración externa. Esencialmente, esto puede romper la fiebre y reducir la inflamación y el malestar asociados.

Previene las náuseas y los vómitos

Cuando se trata de estar enfermo, pocas cosas son tan desagradables como las náuseas. La la menta y su aceite se han utilizado en la medicina tradicional para tratar las náuseas. Puede reducir las posibilidades de vómitos y náuseas, incluso en el caso de mareos en un barco o un avión.

Reduce los cólicos menstruales

Los beneficios de beber té de menta también incluyen el alivio de los cólicos menstruales y los calambres musculares. Debido a los efectos antiespasmódicos del té de menta, ayuda a aliviar los músculos contraídos en el útero y alivia los calambres menstruales en las mujeres que sufren de dismenorrea o síndrome premenstrual.

Reduce los niveles de colesterol

Según un estudio en animales, la menta puede ayudar a prevenir la dislipidemia o niveles anormalmente altos de colesterol y diabetes. Además, un estudio reciente en animales sobre los efectos del extracto de menta indicó que el extracto de menta puede disminuir los niveles de colesterol malo LDL. Los niveles más altos de colesterol están asociados con enfermedades cardiovasculares como ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. Sin embargo, se necesita más investigación sobre esto.



martes, 9 de julio de 2019

Consejos para una buena postura frente al ordenador para adultos mayores


Trabajar sentados frente a un ordenador durante muchas horas al día exige que dominemos a la perfección el arte de adoptar la postura correcta. Y es que esto es todo un arte. Muchas veces no nos damos cuenta y no estamos en la postura correcta y así lo mantenemos durante horas sin tomar conciencia de ello. Y esto pasa factura casi siempre.

Lo mejor para evitarlo y mejorar es contar con una enfermera de adultos mayores a domicilio que nos permita apoyar toda la espalda todo el tiempo, así como descansar el cuello cada vez que lo necesitemos. Esto y tener algunas nociones básicas muy claras:

La zona lumbar es la principal y debemos tenerla muy en cuenta. En la mayoría de los casos, una buena postura en esta zona asegura y/o corrige la del resto. Debemos estar sentados en el “fondo del asiento” pegarnos completamente al respaldar, de forma que la zona lumbar ni se flexione ni se arquee, sino que se mantenga recta y sujeta.

Posturas para sentarse en la computadora


Si el asiento lo requiere, debemos hacernos con un cojín o cuña de descarga para la columna, de forma que nos sintamos sujetos en todo momento. La altura de la silla es clave.

El tronco y los muslos deben conformar un ángulo de 90º o más. Nunca menos. La cuña de descarga para la columna ayuda en los casos en los que no consigamos alcanzar estos grados, ni siquiera regulando la altura de la silla.

Los pies deben estar apoyados en el suelo, siempre podemos recurrir a un reposa pies. La posición de los brazos. Para asegurar que la muñeca la tengamos sujeta y evitar y corregir problemas en esta zona en caso de que ya existieran, hay cojines pequeños para este fin.

Los hombros deben estar relajados, no debemos tensar esta zona ni subirlos o encogerlos para evitar problemas o sentir tensión en el cuello.

La pantalla. A unos 60 cm de los ojos. Un truco para saber si está a la altura correcta es cerrar los ojos un momento y si al abrirlo estamos mirando justo al centro de la pantalla, estará colocada a la altura correcta, de lo contrario, deberemos ajustarla.

Si está muy baja, debemos subirla ayudándonos de libros o cualquier elemento externo que nos permita conseguir ese efecto. Debe estar centrada para evitar girar el cuello constantemente.

En el caso de usar otros dispositivos constantemente, debemos tenerlos muy cerca y disponibles, que no nos exijan hacer movimientos extra. En el caso del teléfono si es muy recurrente su uso, es mejor utilizar auriculares.

Para terminar, es importante subrayar que esto, como todo en la vida, es un hábito y si no lo tenemos, no debemos agobiarnos sino crearlo, poco a poco. Luego ya será cuestión de hacerlo directamente y sin pensar, ni darnos cuenta, estaremos sentados correctamente.

miércoles, 10 de abril de 2019

Chicle tras la extirpación del colon


En un artículo publicado en la revista Archives of Surgery del mes de Febrero de 2006, miembros del departamento de Cirugía del Santa Barbara Cottage Hospital, California, se proponen estudiar si tras una resección electiva (no de urgencia) del colon sigmoides (tramo final del colon) mediante cirugía abierta (no por vía laparoscópica), masticar chicle tras la operación estimula los movimientos intestinales y acorta la duración del llamado íleo postoperatorio (reducción de la movilidad del intestino como consecuencia de su manipulación quirúrgica).

La investigación, prospectiva y aleatorizada se ha realizado en un hospital universitario, sobre una población de 34 pacientes que habían sido intervenidos quirúrgicamente para practicarles una extirpación del colon sigmoides, por cáncer o por diverticulitis recurrente (inflamación crónica, con crisis agudas, de divertículos que asientan en el colon sigmoides y que terminan afectando a la pared de éste).

Los datos evaluados durante el desarrollo en el tiempo del periodo postoperatorio inmediato fueron los siguientes: primera sensación de hambre, primera expulsión de gases, primer movimiento intestinal con deposición, días de estancia en el hospital, y complicaciones. Los resultados fueron los siguientes:


  • Un total de 34 pacientes fueron incluidos de manera aleatoria en 2 grupos: un grupo que masticó chicle (n=17) y un grupo de control que no lo masticó (n=17).
  • Los pacientes en el grupo del chicle masticaron un producto sin azúcar, tres veces al día, durante 1 hora cada vez, hasta el momento de ser dados de alta.
  • Las características de los pacientes fueron similares en los dos grupos. Todos los que se incluyeron en el grupo del chicle toleraron su masticación.
  • La primera eliminación de gases ocurrió en los pacientes del grupo del chicle en la hora 65,4 del periodo postoperatorio, mientras que en grupo de control (sin chicle) no ocurrió hasta la hora 80,2.
  • El primer movimiento intestinal ocurrió en los pacientes del grupo del chicle en la hora 63,2 del periodo postoperatorio y en la hora 89,4 en el grupo de control.
  • La primera sensación de hambre se presentó en la hora 63,5 del grupo del chicle y en la hora 72,3 del grupo de control.
  • No hubo complicaciones importantes en ninguno de los dos grupos.
  • El tiempo total de estancia en el hospital fue más corto en el grupo que masticó chicle (4,3 días) que en el grupo de control (6,8 días).


La conclusión de los autores es que masticar chicle en el periodo postoperatorio acelera la recuperación del paciente después de una resección selectiva del colon sigmoides, mediante la estimulación de la motilidad intestinal. En consecuencia, masticar chicle es una medida económica y beneficiosa en el periodo postoperatorio de una resección del colon sigmoides.

martes, 9 de abril de 2019

Tratamiento del bocio con tiroxina


En un artículo publicado en The New England Journal of Medicine del 27 de Abril de 2006, por investigadores de la Universidad de La Sapiencia, en Roma, se proponen determinar si es necesario incrementar la dosis de la hormona tiroxina administrada por vía oral en los pacientes que padecen un bocio multinodular eutotiroideo y, al mismo tiempo, una consumo de la pastilla meformina que fomenta la secreción ácida del estómago.

Los autores evaluaron la dosis de tiroxina (T4) requerida para conseguir un bajo nivel de la tirotropina u hormona estimulante del tiroides (TSH), liberada por la glándula hipófisis, en 248 pacientes con bocio multinodular (conformado por múltiples nódulos) y eutirodeo (con niveles normales de hormonas tiroideas circulantes) tratados con tiroxina por vía oral.

Gastritis relacionada con la presencia del Helicobacter pylori


De estos 248 pacientes, 53 también padecían una gastritis relacionada con la presencia del Helicobacter pylori en su estómago y 60 pacientes una gastritis atrófica en el cuerpo del estómago (31 con evidencia de H. pylori y 29 sin tal evidencia). El grupo de referencia incluía 135 pacientes con un bocio multinodular sin trastornos gástricos.

Además, se estudió de manera prospectiva la variación en el nivel de la tirotropina (TSH) en el plasma en 11 pacientes tratados con tiroxina (T4) antes y después de una infección con Helicobacter pylori y ambos antes y durante el tratamiento con omeprazol en 10 pacientes tratados con tiroxina que tenían reflujo gastroesofágico. Los resultados fueron los siguientes:


  1. Los requerimientos diarios de tiroxina fueron más elevados (de un 22% a un 34%) en los pacientes con gastritis relacionada con la presencia del Helicobacter pylori, con gastritis atrófica o con ambos trastornos, cuando se compararon con los del grupo de referencia.
  2. En los estudios prospectivos, la ocurrencia de infección con el Helicobacter pylori en 11 pacientes tratados con tiroxina determinó un incremento en el nivel de la tirotropina (TSH) en el plasma, un efecto que fue casi eliminado con la erradicación de la infección por el H. pylori.
  3. De modo similar, el tratamiento con omeprazol se asoció a un incremento en los niveles de la tirotropina (TSH) en todos los pacientes (10) tratados con tiroxina, un efecto que fue revertido mediante un incremento del 37% de la dosis de tiroxina.


La conclusión de los autores es que los pacientes con una disminución de la secreción ácida del estómago requieren un incremento de la dosis de tiroxina administrada por vía oral, lo que sugiere que la secreción gástrica normal es necesaria para una absorción efectiva de la tiroxina.

domingo, 17 de febrero de 2019

Testosterona y caídas en ancianos



En un artículo publicado en la revista Archives of Internal Medicine del 31 de Octubre de 2006, miembros del Grupo para el estudio de las fracturas osteoporóticas en los hombres, pertenecientes a varias universidades de EEUU, se proponen investigar si los niveles bajos de testosterona en el organismo afectan a la capacidad física y, sobre todo, al riesgo de caídas, por otra parte frecuentes en los hombres ancianos.

Un total de 2.587 hombres, con edades comprendidas entre 65 y 99 años de edad fueron seleccionados aleatoriamente en una población de 5.995 voluntarios. En la línea de partida del estudio se midieron los niveles de testosterona biológicamente disponible en los participantes, los niveles de estradiol (estrógenos), así como la capacidad física.

La incidencia de caídas fue determinada cada 4 meses durante 4 años de seguimiento. Los resultados fueron los siguientes:


  • El 60% de los hombres comunicaron haber sufrido al menos 1 caída; muchos se caían frecuentemente.
  • Los niveles bajos de testosterona biológicamente disponible se asociaron con un incremento en el número de caídas.
  • Los efectos de los niveles bajos de testosterona fueron más aparentes en los hombres con menos años (65-69).
  • Los efectos de los niveles bajos de testosterona no se asociaron con la frecuencia de caídas en los hombres más viejos (mayores de 80 años).
  • Los niveles más bajos de testosterona se asociaron con una reducción de la capacidad física.
  • Sin embargo, la asociación entre niveles bajos de testosterona y riesgo de caídas persiste a pesar de los apropiados ajustes estadísticos con respecto a la capacidad física.


Las conclusiones de los autores son las siguientes:


  • Las caídas son frecuentes en los hombres ancianos.
  • El riesgo de caídas es mayor en los hombres con los niveles más bajos de testosterona biológicamente disponible.
  • El efecto de la testosterona es independiente de la reducida capacidad física de los ancianos, lo que sugiere que dicho efecto sobre el riesgo de caídas puede ser mediado por otras acciones de los andrógenos.


Estos resultados aportan más razones para poner en marcha ensayos clínicos que comprueben el efecto de la administración de suplementos de testosterona en los ancianos.

Él Té Negro Reduce El Colesterol


En un trabajo publicado en el Journal of Nutrition, en su número del mes de octubre del 2003, investigadores del Departamento de Agricultura de los EE.UU. y de la George Washington University, Washington D.C., concluyen que la inclusión del té negro en una dieta moderadamente baja en grasas, reduce el colesterol total y el colesterol LDL de manera significativa y puede, en consecuencia, reducir el riesgo de padecer la enfermedad coronaria. Este trabajo fue presentado en parte en el Tercer Simposio Internacional sobre el Té y la Salud humana celebrado en septiembre del 2002, organizado por el Departamento de Agricultura de los EE.UU.

Efectos del té negro sobre los lípidos sanguíneos


El propósito de este estudio ha sido examinar los efectos del té negro sobre los lípidos sanguíneos en individuos con moderada hipercolesterolemia que seguían una dieta baja en grasas. Los individuos seleccionados para el estudio tenían 35 años o más, colesterol total moderadamente elevado, entre el 90%-140% de su peso corporal ideal y no padecían enfermedades crónicas importantes tales como diabetes, cardiopatías o cáncer.

Los voluntarios reclutados debían participar en un ensayo aleatorizado, controlado con placebo y a doble-ciego, divididos en dos grupos: uno consumiría cinco veces al día té negro y otro grupo consumiría un placebo sin cafeína.

Durante la duración del ensayo todos los participantes consumieron exactamente la misma dieta de aproximadamente 2.760 kilocalorías, compuesta en un 58% de calorías procedentes de hidratos de carbono, 26% de grasas y 16% de proteínas. La relación entre ácidos grasos poliinsaturados, monosaturados y saturados fue relativamente de 1:1:0,8. La dieta aportaba 71 mgr. de colesterol, 13,6 gr. de fibras y 8,5 mgr. de hierro.

Participaron en el ensayo 16 voluntarios (8 hombres y 8 mujeres). En este ensayo (el primer estudio dietético controlado para demostrar que el consumo de té negro puede reducir apreciablemente el colesterol total y el colesterol LDL), el consumo de té negro 5 veces al día resulta en una reducción del colesterol total del 3,8% y del colesterol LDL del 7,5%, cuando se comparan estos datos con los del grupo placebo, siempre que este consumo de té negro se asocie con una dieta moderadamente baja en grasas, ácidos grasos saturados y colesterol.

Según los autores del estudio, un posible mecanismo de los efectos reductores del colesterol puede ser que el té limita la absorción del colesterol en el intestino.

La conclusión del trabajo es que la adición de 5 tomas de té negro al día asociado a una dieta moderadamente baja en grasas, ácidos grasos saturados y colesterol, reduce el colesterol total y el colesterol LDL (colesterol "malo") en voluntarios modernamente hipercolesterolémicos.

sábado, 16 de febrero de 2019

Tips para mejorar tu tonificación corporal


Aquí te dejamos más consejos para que sigas derecho hacia un menor porcentaje de grasa corporal, un músculo con más tono y un cuerpo más definido y marcado.

Las grasas no son veneno

Si bien decimos que tonificar es tener menos grasa eso no quiere decir que tienes que dejar de comerla. Las grasas sanas cumplen un rol fantástico en nuestro cuerpo, te dan energía, favorecen un buen metabolismo y contribuyen a la eliminación de la grasas malas acumuladas. Así que piénsalo otra vez cuando se te ocurra cortar con estas grasas. Las grasas buenas son excelentes para estar con más definición corporal.

Alterna tus fuentes de proteínas

Algo de esto ya lo habíamos anticipado en nuestra cuenta de Twitter (¡en la que por cierto tenemos grandes recomendaciones a lo largo del día, síguenos!) Al comer diferentes fuentes de proteínas, o más bien al rotarlas regularmente esto ayuda a mejorar su absorción, la digestión e incluso el crecimiento de tus músculos. Una buena idea es no consumir tus proteínas de la misma fuente durante el día. El desayuno puede ser con huevos, el almuerzo con pescado, el preentrenamiento con proteína whey en polvo, el post entrenamiento con leche y así. Hay muchas opciones.

No te bebas tus calorías

A esta la decimos cada vez que podemos ya que mucha gente no tiene conciencia de que cualquier cosa que se beba que no sea agua contiene calorías. Cuando se trata de tonificar no te bebas tus calorías. A lo sumo un batido de proteínas antes o después de entrenar. Luego agua.

No dispares tu insulina

Evita las comidas con alto contenido de carbohidratos y olvídate de consumir carbohidratos simples que disparan tus niveles de insulina. En cambio, come carbohidratos complejos de liberación lenta del azúcar en tu torrente sanguíneo.

El cardio es necesario siempre que no sea excesivo

Una rutina de cardio es buena para tonificar ya que atacas las grasas directamente utilizándola como combustible. Sin embargo, mucho cardio se entrometerá con tus ganancias de músculo limitando su crecimiento. Y como ya sabes, tonificar es menos cantidad de grasa, pero al mismo tiempo es una buena cantidad de músculo que se vea.

La comida libre no es tan necesaria

A veces, como cuando uno quiere simplemente adelgazar y está haciendo dieta para un cuerpo saludable y en forma el día libre es hasta necesario. Sin embargo, para tonificar tienes que mantener el foco tanto en tu entrenamiento como en tu nutrición, incluso dándole más importancia a esta última.

Al principio acorde a datos de www.farmaciadelahorro.mx, lo más probable es que no notes cambios notorios y eso te desanime y no creas el papel de la comida en tu tonificación. No te desanimes y mantén el foco en una buena dieta, una que sea tan limpia como puedas. Hacerlo pagará buenos dividendos al mes de mantenerte haciéndola.

Domina tus carbos

En líneas generales, 4 horas antes de entrenar, antes de entrenar y luego de hacerlo son los mejores horarios para consumir tus carbohidratos. Algunas veces también podemos incluir el desayuno, aunque puedes obtener tu energía de frutos secos y semillas o verduras. Lo que sí podemos decirte es que si dominas tus ciclos de carbohidratos y aprendes qué carbohidratos comer y a qué hora, gran parte de tu esfuerzo por tonificar está resguardado. Con ayuda del sitio web del siglo de torreón, prende a hacer ciclos de carbohidratos, aprende cuáles son los que te conviene comer, cuáles no, y este será otro gran punto a tu favor a la hora de eliminar grasa corporal mientras mantienes tu insulina a raya.

Día a día

Cuando uno se embarca en uno de los objetivos que es de los más costosos como lo es la tonificación muscular tiene que comprender que se trata de un esfuerzo sostenido y de largo plazo. La etapa de definición es como la etapa de musculación y te pedirá disciplina, constancia, control y esfuerzo, entrenamiento tras entrenamiento, comida tras comida hasta que tus números comenzarán a mejorar.

Dejar de fumar y controlar el peso, beneficioso para los pulmones


En un artículo publicado en The Lancet en su número del 7 de Mayo de 2005, investigadores de diversos países de la Unión Europea, incluidos en el European Community Respiratory Health Survey (ECRHS), se proponen evaluar el beneficio neto del abandono del hábito de fumar y los efectos, independientes, tanto de dejar de fumar, como del consiguiente aumento de peso, sobre la función ventilatoria pulmonar.

Fueron reclutados para el estudio de farmaciasanpablo.mx, 6.654 participantes en 27 centros hospitalarios europeos, en los que se valoró la función pulmonar entre 1991 y 1993 (cuando tenían edades comprendidas entre 24 y 44 años) y entre 1998 y 2002. La información sobre el hábito de fumar fue obtenida mediante cuestionarios apropiados. Las modificaciones de la función ventilatoria pulmonar fueron analizadas en relación con el cese del hábito de fumar y con el peso corporal, ajustado por edad y altura, separadamente en hombres y mujeres.

Cómo dejar el hábito de fumar para curar los pulmones?


Los resultados fueron los siguientes: En comparación con los participantes que nunca habían fumado, la disminución del FEV1 (volumen espiratorio forzado, definido como "la cantidad de aire espirado, del modo más rápido posible, por el individuo examinado", de modo que mientras mayor es el valor del FEV1 más sano es el pulmón) fue más baja en los seguros de gastos médicos del siglo de torreón y en los que abandonaron el hábito de fumar entre las dos encuestas realizadas en la Unión Europea (ECRHS I y ECRHS II), mientras que el mayor declive del FEV1 se encontró entre los fumadores. Las diferencias entre los dos sexos no fueron significativas.

El aumento del peso corporal fue mayor en los que recientemente habían dejado de fumar y menor entre los que abandonaron el tabaco, pero volvieron a fumar de nuevo. Los investigadores han podido comprobar que un hombre que deja de fumar, pero gana 1 kilogramo de peso por año, no consigue una mejoría neta de la función pulmonar, ya que ambos factores (dejar de fumar y ganancia de peso) se neutralizan.

En la mujer la neutralización del efecto beneficioso de dejar de fumar no se produce hasta que la ganancia de peso por año es de 2,43 kilogramos. Estos datos sugieren que la ganancia de peso, tras abandonar el hábito de fumar, reduce los efectos beneficios de dejar de fumar sobre la función pulmonar.

En consecuencia, para mantener los efectos beneficiosos sobre la función ventilatoria pulmonar del abandono del hábito de fumar, éste abandono debe asociarse a un programa que controle esta ganancia de peso.