domingo, 11 de noviembre de 2018

10 productos caseros que te librarán del acné


La suciedad, las células muertas y las bacterias pueden ocasionar obstrucción en los poros de la piel y por ende la aparición de acné. Hay diferentes tipos y se les denomina de diferentes formas según su apariencia. En muchos libros explican que la superficie es blanca se les llama acné miliar, si es negra se les suele nombrar espinillas negras y si son profundas se les identifica como acné quístico.

En ocasiones se inflaman, se tornan rojizas y causan mucho dolor. Los comedones suelen formarse con mayor frecuencia durante la adolescencia, pero tanto niños, como adultos y personas de la tercera edad son propensos a desarrollarlos debido a cambios hormonales, estrés, sudoración o consumo excesivo de grasas, lácteos y azúcares refinadas, entre otros alimentos.

La mejor manera de prevenirlos, es adoptando hábitos de limpieza continua, con productos adecuados a cada tipo de piel. Sin embargo, cuando las inflamaciones o enrojecimientos son severos y la cicatrización se torna lenta, conviene recurrir a un especialista que determinará el mejor método de tratamiento, ya sea con láser, antibióticos, ungüentos o lociones específicas.

Lo mejor de ellos es que pueden utilizarse en la comodidad del hogar y su costo es relativamente más bajo. A continuación, te mostramos algunos de esos remedios caseros, pero no olvides consultar antes a tu médico, ya que por más naturales que sean, probablemente no funcionen en todos los casos.

Jugo de limón.
Colocar una o dos gotas sobre el acné, sólo en horas de la noche ya que suele manchar la piel si entran los rayos de sol.

Ajo.
Ayuda a combatir los puntos negros si se frota sobre ellos.

Llantén
Cocer unas cuentas hojas en un litro durante 5 minutos, colar y lavar el área afectada.

Diente de león
Se suele encontrar en las casas naturistas o mercados populares. Remojar la raíz durante 12 horas e un ¼ de litro de agua. Hervir, colar y beber en ayunas.

Pepino
Pelarlo, cortarlo en rebanadas y remojarlo en ron. Posteriormente colocar sobre la espinilla durante 20 minutos.

Leche y avena
Mezclar ½ taza de leche con tres cucharadas de avena, batir hasta que espese, enfriar en la nevera y aplicar durante 15 minutos.

Zarzaparrilla, corteza de guayaco y raíz de diente de leó
Combinar a partes iguales los tres ingredientes. Agregar una cucharada de la mezcla en un vaso de agua, hervir unos 5 minutos y dejar reposar otros 10 más. Tomar en ayunas.

Naranja, yogurt natural, harina de avena
Macerar la piel de naranja en un vaso de agua durante todo el día. Rayarla, mezclar con dos cucharadas de yogur natural y dos de harina de avena hasta obtener una pasta homogénea. Aplicar como una mascarilla durante 15 minutos. Se recomienda dos veces por semana.

Albahac
Verter dos cucharadas en una taza de agua hirviendo. Tapar, dejar enfriar y colar. Lavar la cara con esta infusión.

Té y arcilla
Revolver tres cucharadas de hojas de té en ½ taza de agua hirviendo. Tapar, colar y dejar reposar durante 5 minutos. Añadir 1 taza de arcilla y mezclar. Colocar sobre la piel limpia y seca, mantener durante 20 minutos y retirar con abundante agua tibia.